¿Que es un Núcleo Zoológico?

¡Comparte! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Este requisito implica que los centros y criaderos de perros, gatos y otras especies deben cumplir unas condiciones higiénico-sanitarias que garanticen el bienestar de los animales, así como su protección frente a las inclemencias climatológicas.

El local debe estar limpio y contar con asistencia veterinaria.

Para la normativa de protección e higiene de los animales, un núcleo zoológico es todo tipo de establecimiento dedicado a la recogida, acogida, adiestramiento, cría, venta, etc. de animales.
Son núcleos zoológicos los albergues, clínicas, residencias, criaderos, centros de adiestramiento, establecimientos de venta, recogida y demás instalaciones cuyo objeto sea mantener temporalmente a los animales.

También tienen esta consideración los centros de equitación, picaderos, centros de recuperación de la fauna, los parques zoológicos y las reservas zoológicas.

Obligaciones de los núcleos zoológicos

  • La primera obligación de este tipo de establecimientos es su inscripción en el correspondiente Registro de Núcleos Zoológicos de su Comunidad Autónoma.
    Para ello, el propietario debe presentar una Solicitud de autorización y registro de núcleo zoológico, debidamente firmada, ante el citado Registro de Núcleos Zoológicos, en la que se identifique plenamente, señale un domicilio a efecto de notificaciones, el objeto de su solicitud y el organismo al que se dirige. Todo ello acompañado de un “proyecto” y un “informe técnico” debidamente visado por un veterinario.
  • Otra obligación es la tenencia y llevanza de un Libro Registro en el que figure el detalle de todos los animales que integran el núcleo zoológico, sus fechas de entrada y salida (incluyendo el nombre del nuevo propietario), su calendario de vacunaciones y enfermedades sufridas y tratamientos recibidos, etc.
  • Los veterinarios de los núcleos zoológicos deben informar periódicamente a su Comunidad Autónoma de las enfermedades habidas y tratamientos aplicados.
  • Los propietarios de los núcleos zoológicos deben como mínimo realizar una desinfección, desinsectación y desratización del establecimiento anual, y cuando sea necesaria.
  • Los establecimientos catalogados como núcleos zoológicos deben exhibir en su comunicación su número de registro en el Registro de Núcleos Zoológicos de la Comunidad Autónoma correspondiente.